#WeirdSession de Los Goonies en Cine Rívoli

01 Goonies

Decir que Los Goonies (1985) es un clásico de los ochenta o una película mítica de nuestra infancia es quedarse corto. La cinta dirigida por Richard Donner es una de esos filmes que marcaron a toda una generación. Si creciste en la mágica década del blockbuster es más que seguro que disfrutaste con las aventuras de la joven pandilla de los muelles de Goon. No sólo nos encontramos con uno de esos grandes trabajos del showbiz sino que el factor nostalgia, muy vigente en los tiempos en los que vivimos, ha propiciado su mitificación e, incluso, deificación. Una película muy cuidada en muchos aspectos y que ha envejecido espléndidamente.

Uno de los mejores aciertos y sin duda alguna el punto fuerte de Los Goonies es la construcción de sus personajes, una panda de chavales que durante un fin de semana lluvioso viven la mayor aventura de sus vidas. Es fácil identificarse con cualquiera de ellos porque cada uno es fiel reflejo de las cualidades, virtudes y valores arquetípicos de cualquier persona. Tenemos por una parte a un líder, a un hermano fuerte y protector o a un chico cobarde pero de buen corazón entre cada uno de los protagonistas y es fácil verse reflejado en cualquiera de ellos. Un reparto coral donde encontramos caras conocidas como las de Sean Austin (el posterior Sam de El Señor de los Anillos), Corey Feldman (un mítico del cine ochentero que veríamos en Gremlins, Jóvenes Ocultos o Cuenta conmigo entre otras muchas) o al oscarizado Josh Brolin (No es país para viejos) pero sin dejar de lado a Jonathan Ke Quan (Data en los Goonies y Tapón en el Templo Maldito), Joe Pantoliano (Matrix), Robert Davi (007 Licencia para matar), Jeff Cohen, Kerri Green, Martha Plimpton o Anne Ramsey (la mamma Fratelli que abofeteaba de verdad a sus “pequeños”). Mención aparte merece el personaje de Slot, aquel grandullón desfigurado que se ganó el cariño de todos los fans y que fue magistralmente interpretado por el fallecido John Matuszak.

Partiendo de una idea original del gran mago de mainstream ochentero, Steven Spielberg (con la ayuda de un joven Chris Columbus con quien ya había colaborado en Gremlins), en el plano técnico tenemos a un eficiente y perfeccionista Richard Donner. Un realizador que tiene en su haber grandes clásicos como La Profecía, Superman o toda la saga de Arma letal. Un gran técnico, un artesano cinematográfico, que otorga un aire de atemporalidad a todos sus proyectos. Una elección ideal por parte del director de Tiburón para llevar a cabo esta especie de aventura a lo Indiana Jones pero para niños. Más que probable que de haberse encontrado en otro momento artístico de su vida, Spielberg se hubiera puesto tras la cámara (aunque está documentado que estuvo supervisando el rodaje muy de cerca y que dirigió dos escenas como mínimo – la escena de las tuberías y la escena del pozo de los deseos). Y es que el sello Spielberg o Amblin está muy marcado en esta película.

youfeelm-logo-color-rgb-color-bien

Es por ello que nos congratulamos en anunciar que hemos podido incorporar este título en nuestro ciclo de Weird Sessions que venimos realizando en ese Templo del Cine llamado Cine Rívoli en Palma de Mallorca. A diferencia de otras sesiones que hemos hecho, en esta hemos unido fuerzas con las buenas gentes de YouFeelm, una innovadora plataforma de proyección de cine bajo demanda en salas a nivel nacional. Es por ello que esta vez necesitamos del compromiso de todos aquellos interesados en volver a revivir Los Goonies en pantalla grande y las entradas se deben pre-reservar en su web. Es imprescindible cubrir un quorum mínimo para poder llevar a cabo la proyección.

Podéis pre-reservar vuestras entradas en el siguiente enlace:

YouFeelm/#WeirdSessionGoonies

No dejéis escapar esta nueva oportunidad de revivir vuestras infancias en pantalla grande.

Os esperamos!

Anuncios

Próxima parada: Operación Dragón… Una nueva #WeirdSession!

oPERACION DRAGON

Nos congratula anunciar que el próximo jueves 31 de marzo a las 20:30 incorporamos a nuestro ciclo de #WeirdSessions el clásico que lanzó a la fama y convirtió en icono mundial a Bruce Lee. Lamentablemente el propio Lee no pudo ver el estreno ni disfrutar de las mieles de la fama debido a su prematuro fallecimiento. Sin embargo, el resto de los mortales nos hemos podido deleitar con este clásico del cine de acción. Una cinta que eclipsó la bondmanía vigente en su época y que desató la locura por las cintas de artes marciales.

Ya sabéis gentes y cinéfagos de Mallorca, si queréis volver a experimentar en pantalla grande toda la magia del cine y del carisma de Bruce Lee os esperamos el 31 de marzo. ¿Dónde? Pues dónde va a ser! En el Cine Rívoli, claro está.

Entradas por sólo CINCO EUROS y, como de costumbre, las palomitas de regalo.

No sólo eso, sino que contaremos con la presencia del cortometrajista mallorquín Javier Pueyo que nos hará una breve presentación de la peli!!!

Os esperamos!!!

PD. Damos gracias a los amigos de “Palma también fue Grindhouse” por la imágenes de los recortes con anuncios de la película de la prensa de la época. Más info de su proyecto en: https://www.facebook.com/groups/palmatambienfuegrindhouse/

12814346_1712343192388511_3709494949081953997_n 12798865_1712343235721840_3017425488781317831_n

Chulos, putas y abogados. La vida según Benjamin Marra

BenMarraTheManBenjamin Marra es un tipo peculiar que entiende la cultura del entretenimiento de una forma particular. Desde hace un tiempo, publica sus cómics en su propio sello llamado Traditional Comics bajo los cánones de exigua calidad que él considera pertinentes. Es decir, sus tebeos están publicados en blanco y negro y en formato comic-book con papel de mala (malísima) calidad más cerca de la cultura del fanzine que del resto de la fauna editorial americana. Marra cree que los cómics deben ser baratos, publicados con materiales baratos, y con contenido de cutre. Esa es la auténtica naturaleza del cómic a su entender. Entretenimiento mugriento que debería reflejarse en su representación física.

5_marradomymonstercolor02Concebidos como entretenimientos de usar y tirar y autoconscientes de su estatus de sub-productos, Marra reivindica la basura a la vez que los carga de una ácida crítica a la sociedad de su país. Con la violencia explícita y el sexo como bandera, sus historias están salpicadas de corrupción, racismo o conflictos bélicos siempre tratados con tal naturalidad que ni ofenden ni escandalizan sino los llevan al terreno de la parodia.

Creador de un universo muy particular y muy rico, sus historias son fragmentos inacabados de longevas series imaginarias que ni existen ni existirán. Relatos sórdidos donde se da rienda suelta a los bajos instintos y predomina la acción de serie b, de clara estética ochentera, como la que vivíamos de chavales con las películas de la Cannon Group, por ejemplo. Un mundo de raperos, chulos, putas, camellos, caza-recompensas y gentes del mal vivir. Argumentos y situaciones de lo más disparatado que a su vez son el atractivo de los mismos. Es por ello que sus cómics son muy entretenidos de leer a la par que divertidos. Y es que estamos ante una de las actitudes más macarras (y conscientes de ellas) del cómic independiente americano.

night-businessEn nuestro país los encargados de darnos a conocer el trabajo del amigo Benjamin son nuestros paisanos de Autsaider Comics. Buena gente que desde nuestra isla, Mallorca, están empecinados en traernos lo más destacado del cómic independiente actual. Hasta el momento han publicado Sangre Americana (un increíble volumen de más de doscientas páginas que recopila las historias Gangsta Rap Posse, Lincoln Washington: Hombre libre, Las increíbles y fantásticas aventuras de Maureen Dowd, Naked Heroes y Night Business) y El azote del terror. C. A. U. (Comando Antiterrorista Unipersonal). Dos ediciones de lo más cuidado y con un diseño espectacular. Y si por si fuera poco también tenemos a nuestra disposición dos especiales. Por un lado Acero y Láser (una aventura de mercenarios espaciales made in Benjamin Marra) y por el otro Intermediary Mund (una recopilación de ilustraciones del autor para un supuesto juego de rol).

Es por ello queridos weirdos que os recomendamos encarecidamente que os adentréis en el mundo de Benjamin Marra y os dejéis llevar por el entretenimiento más directo, basto y chabacano a la vez que original. No os arrepentiréis.

Tenéis más información en la web de la editorial (http://www.autsaidercomics.com/) y en la del propio autor (http://www.benjaminmarra.com/)

T de Turbo Kid

turbo-kid-posterVivir en 1997 es realmente complicado. El mundo se ha ido al garete tras un apocalipsis nuclear. La Tierra es un devastado yermo donde el agua es un bien preciado y la Ley del más Fuerte impera sin piedad. Sólo hay dos tipos de habitantes en este nuevo escenario: depredadores y supervivientes. Kid pertenece a éste último grupo. Montado en su BMX pasea con precaución por los desolados parajes en busca de agua, comida o cualquier cosa de valor que pueda intercambiar por el líquido elemento o alguna pieza con la que poder engrosar su peculiar colección. Y es que si para el superviviente medio es difícil salir adelante, Kid lo tiene aún un poco más difícil. Escondido en su búnker alimenta su espíritu de friki amante de los cómics y la cultura pop de un tiempo ya pasado a la vez que intenta emular a su héroe favorito: Turbo Rider. Un día cruzará su camino con una excéntrica chica llamada Apple, quien con un método no muy políticamente correcto lo obliga a ser su compañero de aventuras.

Turbo Kid rezuma nostalgia por los cuatro costados. Desde el primer momento en el que vemos un logotipo que recuerda al de la Cannon, su banda sonora con sintetizadores a toda mecha, sus carismáticos héroes y villanos sacados de los cómics, los mil y un guiños al Maestro Carpenter, Mad Max y a todas esas películas del género que poblaban las estanterías de los videoclubs con las que flipaba la chavalería que creció en los ochenta nos envuelven en un ambiente retro que nos ataca directamente a la “patata” sin ningún tipo de concesión.

15334-1-1100

Los canadienses François Simard, Anouk Whissell y Yoann-Karl Whissell son los encargados de escribir y dirigir esta joya. Lo que comenzó como un cortometraje, T is for Turbo, una pequeña broma gore dentro de esa antología de cortos de terror llamada The ABCs of Death acabó convirtiéndose en un debut cinematográfico por aclamación popular.

Cabe destacar a la pareja protagonista. Unos desconocidos Munro Chambers y Laurence Leboeuf como Kid y Apple muestran una química increíble. Nos divertirán con sus respectivas personalidades y las situaciones (algunas de ellas bastantes peliagudas) en las que acaban metidos. El único rostro conocido de todo el elenco es el del Gran Michael Ironside haciendo de malo de la función. Zeus, un cacique local, es un villano de opereta acostumbrado a que su palabra sea la Ley.

En definitiva, Turbo Kid es una gamberrada, una gran gamberrada, que hará las delicias de todo aquel nostálgico gracias a sus maneras de serie B ochentera. Un ejercicio retro directo al corazón del aficionado. Como toda ópera prima que se precie tiene sus defectos y sus carencias (muchas de ellas debido a su presupuesto) pero que se suplen con gracia, ingenio y la personalidad que destila la cinta. Una recomendación que hacemos a todo aquel weirdo que se precie. Esperamos que os guste tanto como a nosotros.

Especial #WeirdSessions: Mad Max 2, el Guerrero de la Carretera

mad max¿Quién le iba a decir a George Miller que dejaría de ejercer como médico para dedicarse a ese loco negocio del séptimo arte? Dice la leyenda que su hermano gemelo, Bill, y su colega Byron Kennedy le metieron en el cuerpo el gusanillo del cine. ¿Y qué sería de éste sin su ópera prima Mad Max, Salvajes de la Autopista (1979)?

Con un escuálido presupuesto de cuatro duros (o dólares australianos) mal contados y echándole imaginación y jeta al asunto (tomas únicas, coches que se repintaban o el pago con cerveza a muchos de los figurantes entre otras lindezas), George Miller construyó una cinta de acción que coqueteaba con el thriller policiaco y el cine de vigilantes que poblaban los cines de barrio y los videoclubs de la época con Charles Bronson y Harry Callahan como máximos exponentes y donde la venganza era el móvil principal de la historia. A todo ello una leve pincelada de ciencia ficción post-apocalíptica donde, sin detenerse demasiado o nada en ello, podíamos notar que la sociedad comenzaba a irse al garete y que la ley de la jungla imperaba siendo las fuerzas de la Ley y el Orden las primeras en aplicar métodos expeditivos para mantener su autoridad. La humanidad vivía en un mundo brutal sin concesión alguna a sentimentalismos.

bMM2_GER_LC02Ese es el mundo en el que vive Max Rockatansky, nuestro protagonista, luchando por salir adelante. Padre de familia e implacable policía, el devenir de las circunstancias lo transformarán en un superviviente en el sentido más estricto de la palabra convirtiéndose en uno de los antihéroes por antonomasia del celuloide. Por otro lado, también supone el descubrimiento de uno de los actores más importantes de las últimas décadas: Mel Gibson. Un Mel Gibson que consiguió su papel casi por casualidad y gracias a su afición por meterse en líos. Se dice que acudió al casting acompañando a su amigo Steve Bisley (quien luego interpretara a su compañero en la película, Jim el Ganso) resacoso y con el aspecto que uno pueda tener después de haber estado zurrando la badana borracho en un bar, es decir, con la nariz inflamada, mandíbula rota y moratones varios. A George Miller le encantaron sus pintas y lo citó para una segunda prueba.

tumblr_my3rxdGxcb1qkcj94o1_1280La buena acogida del debut de las aventuras del Loco Max trajo consigo una secuela. Una segunda parte (pensada en un principio como fin de la saga) que, además de irse por otros derroteros, superaría la cinta original. Cambiando radicalmente de referentes, tres años después llegaba a la gran pantalla El Guerrero de la Carretera, un western post-apocalíptico salpicado del slapstick más violento y con fuertes influencias del cartoon y del cómic.

MM2_scsnk5En esta segunda entrega el mundo ya se ha ido a la mierda, la Ley del más fuerte es la que impera y (parafraseando a Robert E. Howard) “La barbarie es el estado natural de la humanidad”. Tras la muerte de su familia, Max vagabundea por las largas carreteras del yermo sorteando a violentas bandas de carroñeros ávidos por conseguir aquello que en ese mundo consideran más preciado, es decir, combustible. Y ese es el elemento principal de toda la trama: el combustible. Concretamente el que se encuentra en una pequeña refinería defendida por un pequeño (e indefenso) grupo de supervivientes que se ve asediado por una banda de forajidos. Es aquí cuando la llegada de un forastero, Max, es la oportunidad para salvarse de los brutales ataques del grupo rival. ¿Básicamente es la premisa que hemos podido ver en muchos westerns, no?

bl64_MM2_madmax2_jpn_clp2

El Max Rockatansky de ahora poco tiene que ver con el de antaño. Privado de su familia en la primera parte y convertido en un superviviente al que nada importa salvo el beneficio propio, se mueve por el mundo sin interés alguno por relacionarse ni asociarse con nadie. Hombre parco en palabras, valora más la vida de su fiel perro que la del prójimo humano. A su forma de ver ya no hay ni buenos ni malos sino oportunidades de sacar provecho y desaparecer una vez conseguido el objetivo. Un personaje muy similar al personaje sin nombre que hiciera famoso a Clint Eastwood en la Trilogía del Dólar de Sergio Leone.

bMM2_GER_LC03Pero si hay algo a destacar en esta segunda entrega en sin lugar a dudas el magnífico plantel de secundarios y esa estrafalaria estética post-apocalíptica que será imitada de forma descarada por la cantidad de producciones italianas que se multiplicaban como por esporas en las estanterías de los videoclubs. Personajes como Humungus y su fiel mastín Wez se han convertido por méritos propios en auténticos iconos con personalidad propia. Con muy pocos detalles, algunos casi invisibles al ojo del espectador, Miller nos construye a dos de los villanos más originales e influyentes de la primera década de los ochenta. Mención aparte merece el Capitán Gyro, circunstancial partenaire de Max, que con su cuchara de palo y su servilleta anudada al cuello degusta como manjar de dioses las sobras de la lata de comida para perros Dinki-Di que el can de Rockatansky considera oportuno dejarle.

mad-max-2-the-road-warrior-cincodaysUna película donde no abunda el diálogo (Mel Gibson por ejemplo sólo tenía dieciséis líneas en su guión) y sí la acción. Una persecución final de órdago y la violencia más brutal como motor de la acción. Una película de cine mudo punk. En definitiva, un clásico de total culto que hizo (y sigue haciendo) las delicias del espectador. En la humilde opinión de aquel que suscribe estas palabras, es la mejor entrega de la saga y, con el permiso de ciertas brujas de la localidad de Eastwick, lo mejor que este director ha dado al cine. Además abrió las puertas de Hollywood a George Miller. Incluso Steven Spielberg puso sus ojos en la cinta e invitó acto seguido a Miller a participar en su proyecto de The Twilight Zone (the movie) en su mejor y más interesante segmento.

Es por ello y mucho más que enorgullecemos de poder proyectar Mad Max 2, ElScreen shot 2015-03-23 at 12.07.36 PM Guerrero de la Carretera dentro de nuestro ciclo de Weird Sessions. El próximo jueves 25 de febrero a las 21h en el Cine Rívoli, el cine con más historia de nuestra ciudad natal Palma de Mallorca, los mallorquines volveremos a tener la oportunidad  de disfrutar de la batalla por la gasolina en pantalla grande y en versión original. Y todo ello por el módico precio de cinco euros (con las palomitas de regalo). Como siempre se podrán adquirir las localidades en la taquilla del cine y además en los establecimientos asociados al evento:

– Gotham Comics (c\ Sant Miquel, 75)

– El Món d’en Kaito Videojocs (c\ Pere d’Alcántara Penya, 10)

– Neko Neko (c\ Sant Miquel, 62)

Os esperamos!!!

mad max

Experiencia Phenomena

2

¡Hola weirdos! Supongamos que Ustedes, como nosotros, crecieron durante aquellos gloriosos finales tardíos 70s, toooodos los 80s y ya a pleno rendimiento los 90s. Estaremos de acuerdo en que mucho del mejor cine de la historia se creó durante esos años. Hubo un derroche de creatividad e imaginación desbordante, y tuvimos como resultado películas entrañables, que no nos cansamos de ver y de las cuales muchas nos sabemos hasta los diálogos de memoria.

Muchos de ustedes, como nosotros, somos hijos del videoclub y el vhs. Sí, alguna película hemos visto en el cine (quien esto escribe vió -es un decir- Cazafantasmas con tres años, Karate Kid con cinco o seis, Roger Rabbit con siete u ocho…) pero la gran mayoría vió todo gracias a esas cintas de vídeo que se iban rayando con el paso de los años y que hoy son sólo una curiosidad vintage antes que otra cosa.

Habéis deseado -estoy seguro de ello- muchas veces ver alguna de esas pelis que están guardadas en nuestra “patata” en pantalla grande. Como debe ser. Sintiendo y respirando cine.

Pues desde hace unos años tenemos un cine que, los que nos dedicamos a esto, tenemos como ejemplo y aspiración a seguir por cuanto nos da la posibilidad de disfrutar de verdaderos mega clásicos en una pantalla grande, enorme, con sonido dts y en muchas ocasiones calidad de imagen 4k.

Hablamos, como no, del cine Phenomena.

La experiencia

20160122_163359No hablaremos de su historia, ni de quién está detrás. De hecho, sinceramente no importa. Lo único en lo que debemos centrar nuestras sensaciones, una vez hemos decidido ir -elección acertadísima, dicho sea de paso- es en el ambiente que se respira allí una vez pones un pie en el hall de entrada. En el caso de quien esto escribe, fue a la exhibición de la versión roadshow de la última de Tarantino -o como el prefiere decirlo, su “octava película”-, “Los Odiosos ocho”, y una vez más, el Phenomena deja el listón altísimo, casi inalcanzable: es la única sala de España que proyecta la película en el formato original en el que el Director la filmó: esto es, los ya famosos 70 mm, el doble del estándar actual -aunque ya ni eso con la llegada del digital- que eran los 35 mm.

Pues bien, es una jugada -y un negocio- redondo. La función comenzaba a las 17:15 horas de un viernes, y una hora y algo antes (!) la cola ya llega a la esquina. Quien esto escribe no sale de su asombro, y resignado, se mete rápidamente en la cola, que a este paso cuando faltan minutos para las cinco ya hay fácilmente trescientas o cuatrocientas personas invadiendo la acera esperando para entrar.

20160122_163425Otro apartado a resaltar es la organización. Las entradas no eran numeradas, pero hay dispuestos  dos o tres hombres entre las filas de butacas “distribuyendo” a los que van entrando para que nadie se quede parado buscando con la vista alguna butaca libre. En un rato estuvimos todos sentados sin ningún problema.

Y salió el gran Nacho Cerdá (la cabeza visible y principal promotor del proyecto) a hacer algunos apuntes sobre “Los Odiosos Ocho”, como el hecho de que los Hermanos Weinstein (los que le ponen la pasta a Tarantino y le conceden todos los caprichos) tuvieron que mandar a fabricar uns ópticas para poder exhibir la película en 70 mm, porque hacía años ya que no se fabricaban, y que Phenomena (al que dijeron que fue la propia distribuidora la que les ofreció la posibilidad de estrenar la película en ese formato) tuvo que pedírselas prestadas, al tiempo que armaban un plan B y salían a recorrer España en busca de esas ópticas por sitios de lo mas variopintos, desde mercadillos hasta cines abandonados.

20160122_170026.jpgFinalmente localizaron las dichosas ópticas casi al tiempo que llegaban las de Estados Unidos, pero que no terminaron de funcionar. Felicitándose por haber contado con el plan B, el siguiente paso fue agrandar la pantalla para poder ver los 70 mm como Dios manda, poniendo una mas grande sobre la original. Arreglados los detalles finales (como el hecho de que el audio va por separado y hay que sincronizarlos manualmente con la imagen), “Los Odiosos Ocho” estuvo lista para ser presentada al gran público.

¿Y?

20160122_170742La calidad de imagen -así como su sonido- es brutal. No hay pérdida de detalles, y la película te entra directamente al cerebro. ¿Hacía falta para “Los Odiosos Ocho”? Pues en opinión de quien esto escribe no, máxime cuando ha supuesto un verdad20160122_170003ero dolor de cabeza en más de un sentido tanto para los técnicos que trabajaron en el rodaje como para los exhibidores que les tocó proyectarla. Pero bueno, Tarantino es quizás el único o uno de los pocos que se pueden dar el lujo de hacer cosas como ésta y que salgan bien.

Tres horas y pico después, la película termina y las luces se encienden. Sales por ese vestíbulo repleto de fotos y pósters de esas películas que amas -está desde Spielberg sentado sobre las fauces del Tiburón hasta Ridley Scott con una hermosísima Sigourney Weaver enfundada en traje de astronauta detrás- y te das cuenta de lo bien que salen las cosas cuando le pones pasión. Phenomena es buena muestra de ello, y nosotros encantados; baste decir que la función siguiente a la nuestra era un programa doble con “Operación Dragón” e “Invasión USA”, y ¡había la misma cola de a saber cuántas personas!

Lo dicho, weird@s del mundo. Id al Phenomena aunque sea una vez, y comprobad por vosotros mismos lo que es vivir la “experiencia”. Os encantará. ¡Hasta la próxima!

20160122_204843

PD: Lo más parecido que encontraréis en nuestra querida isla son, sin duda, las “weirdsessions” de Weird Sci Fi Show. Retomando ese mismo espíritu, ofrecemos una cita mensual con alguna peli entrañable en el cine Rívoli (este mes toca “Mad Max 2”), además de nuestra charla también mensual en el Bar-Restaurante Palma 80s (donde este mes toca “En busca del Arca Perdida”). Os esperamos en todos y cada uno de nuestros encuentros. Sin vosotros no somos nada… y aquí también podemos disfrutar de nuestra “Experiencia” particular.

12621971_1752825144938413_6946287673537074047_o

 

 

 

La música de Tarantino

tarantino-xx-blu-ray-box-art123-header_jpg_630x382_q85

El cine de Quentin Tarantino tiene una variedad de elementos propios que lo hacen único y reconocible incluso con un visionado fragmentado de cualquiera de sus películas. El desarrollo de unos personajes muy cool, sus interacciones y sus diálogos, el uso de determinados planos, los “homenajes” cinéfilos o esa forma de hacer y entender el cine hacen del director de Knoxville uno de los más importantes e influyentes referentes modernos. Y no nos olvidamos de la música, elemento fundamental en cualquiera de sus cintas. Es por ello que en este artículo un servidor os mostrará su particular Top Five de entre todos los temas incluidos en las bandas sonoras de Quentin Tarantino. No es ninguna lista oficial, sino las cinco canciones que, sin ánimo de sentar cátedra, enrollan más al humilde weirdo que suscribe estas palabras…

Allá vamos:

5.  Battle without Honor or Humanity (Tomoyasu Hotei)
Sin duda uno de los temas más reconocibles de la banda sonora de Kill Bill. Battle without Honor or Humanity del músico y actor nipón Tomoyasu Hotei acompaña las ralentizadas imágenes de la banda yakuza más cool de Tokyo, O-Ren Iishi y sus 88 Maníacos, llegando a La Casa de las Hojas Azules. Seguro que más de un@ echa la mano a la empuñadura de su katana cuando suena esto de fondo…

4. Lo Chiamavano King (Luis Bacalow, Edda Dell’Orso)
Le llamaban King (Lo Chiamavano King) es un rutinario y regulero spaghetti-western de 1971 cuyo dato a reseñar es que está protagonizado por Klaus Kinski. El amigo Tarantino (como melómano que es) rescató su banda sonora para Django Desencadenado. Y es que este tema del compositor argentino Luis Bacalov es una auténtica delicia.

3. Little Green Bag (George Baker Selection)
En 1992 llegaba a nuestras vidas la historia de una banda de anónimos (y trajeados) atracadores. Antes de disponerse a dar un palo en una joyería formulaban sorprendentes teorías sobre el Like a Virgin de Madonna o discutían acerca de dejar o no propina mientras desayunaban en una cafetería de Los Ángeles. Buenos fans de la música setentera, su programa favorito era el Supersonido de Los Setenta de K. Billy y era éste precisamente quien nos introducía a los créditos iniciales con este Little Green Bag de fondo que ya se ha convertido en historia del cine por méritos propios. ¡Sigue en la onda!

2. Stuck in the middle with you (Stealers Wheel)
Sonaba Stuck in the midle with you de los Stealers Wheel mientras que un tipo vestido de traje amordaza a un policía en un silla y acto seguido le decía que le iba a torturar, por el mero hecho de que le gustaba hacerlo. Sin duda una de las escenas más adoradas (y odiadas) de la ópera prima de Tarantino. ¿Quién no sueña con ser un gánster cuando escucha este tema? Por cierto, el nombre auténtico del Señor Rubio (Michael Madsen) es Vic Vega… Adivináis de quién es hermano?

1. Misirlou (Dick Dale)

Y si en el 92 Tarantino nos había dejado boquiabiertos con Reservoir Dogs, dos años después todo el mundo quería ser como Vincent Vega o Jules Winnfield o cenar el Jack Rabbit Slims (ganando su concurso de baile, por supuesto). Pulp Fiction supuso el retorno a la gran pantalla de un grandísimo John Travolta, que nos enamoráramos de Mia Wallace o que quisiéramos probar una gran hamburguesa kahuna. Un pequeño prólogo donde Amanda Plummer y Tim Roth nos advierten de lo peligrosos que se han vuelto estos tiempos modernos que ya ni siquiera es seguro atracar una licorería precede a los títulos de crédito que, al igual que los de su film anterior, son ya un clásico. En esta ocasión, el tema popularizado por Dick Dale en los sesenta, Misirlou, maravilló nuestros oídos convirtiéndose en tendencia en el acto.

Aullidos (1981) de Joe Dante

03
[Atención a navegantes: este artículo contiene spoilers]

De todo el panteón de monstruos clásicos, el hombre-lobo, bajo la humilde opinión de aquel que suscribe estas palabras, ha sido siempre el patito feo del cine de terror. Salvo excepciones, como la que hoy nos ocupa, no hay grandes películas, en lo que a calidad se refiere, sobre licántropos. Es más, hay que remontarse al año 1981 con el estreno de Aullidos de Joe Dante y su coetánea y excelente Un hombre lobo americano en Londres de John Landis para encontrarnos con los máximos exponentes modernos de este sub-género. Ya sea por su tratamiento o por necesidades técnicas, la licantropía en el cine ha dejado a su paso mayoritariamente (con excepciones claro) una serie de productos de escasa o nula calidad.

Después de habernos metido mal rollo en el cuerpo con Piraña (1978), un exploit poco más que descarado del Tiburón (1975) de Spielberg, Joe Dante se embarcó junto con su colega John Sayles en esta libre adaptación de la novela con el mismo título de Gary Brandner y distanciándose así de la factoría Corman con objeto de dedicarse a sus propios proyectos. Roger Corman, como anécdota, hace un cameo en la peli. Sin embargo, es evidente que su paso por la New World le enseñó a exprimir y sacar el máximo provecho a los pocos medios con los que contaba. Aullidos tenía un presupuesto de un millón de dólares (recaudó unos 17), nueve millones menos que la coetánea cinta de John Landis.

No vamos a (ni siquiera intentar) decir nada nuevo o que no se haya escrito ya de este clásico indiscutible del cine de terror contemporáneo. Sin embargo, sí que me gustaría resaltar aspectos bajo la mirada de Joe Dante que hasta el momento eran inéditos en el tratamiento de la figura del licántropo. Hay una cosa común en la creencia popular acerca del hombre-lobo y es el hecho de que su condición es una maldición. Un castigo que pesa sobre un pobre pringado que todas las noches de luna llena se convierte en una feroz y salvaje bestia que más vale no te la encuentres de camino a casa después del curro. La historia siempre es parecida, un tipo es mordido por una de estas criaturas y acaba convirtiéndose en un alma en pena que, como aquel que amanece con resaca después de una velada de excesos, tiene vagos recuerdos de lo que hizo la noche anterior. En el caso de Aullidos, Joe Dante se queda con parte de la parafernalia clásica del personaje como las balas de plata, la transformación o su poder regenerativo ya que el resto, en palabras del carismático Dick Miller, son cosas de las películas de Hollywood. En la peli de Dante, esta criatura es un ser antropomórfico de gran estatura, fiero aspecto terrorífico y que controla a voluntad su condición siendo consciente todo el tiempo de ello. El licántropo de Dante puede convertirse de humano a lobo o de lobo a humano cuando él desea y sin desdoblar su personalidad. Aquí no hay humano por un lado y bestia por el otro. Éste licántropo es la misma persona tanto con su máscara humana como con realidad lobuna. Es más, y mucho se ha escrito sobre ello, aquí la licantropía se la ve como a una forma de liberarse de la represión de la convención social del ser humano. Aceptar el lado más salvaje de cada uno es sinónimo de liberación. La primera transformación además de física es psicológica. No se reprime el deseo, no se reprime la violencia, no se reprime todo aquello socialmente mal visto o tabú por la sociedad (o, mejor dicho en este caso, raza humana). Todos llevamos un lobo en nuestro interior y ésta es la oportunidad perfecta para liberarlo. “No se puede domar a lo salvaje”, dirá el actor John Carradine en un momento de la cinta.

Otro concepto interesante de la peculiar modernización por parte del director del mito de los licántropos, que se aleja bastante del popular, es el hecho de que el hombre-lobo de Dante no es un solo hombre-lobo sino toda una manada. Un grupo de licántropos que vive apartado de la sociedad y que, además de ser consciente de su condición, se autoproclama como raza superior a la humana. Una mejora en la escala evolutiva y el ser humano destinado a ser su ganado.

02

Pero de qué va la peli? Para aquellos que se piensen que los reality-shows son cosas de estos tiempos en los que vivimos, la película comienza con uno orquestado por un canal local con la colaboración de la policía de Los Ángeles. En estos primeros quince minutos de metraje, que hacen de perfecto prólogo, conocemos a Karen White, una atractiva presentadora de informativos de la KDHB-TV canal 6 interpretada por Dee Wallace-Stone (la futura mamá de Elliot en E.T.). Además de para meternos en situación, éste prólogo sirve a Dante para desarrollar al personaje protagonista y dar sentido y credibilidad a sus acciones futuras, sobretodo (a mi entender) su decisión final. Quizá éste es el personaje en el que más se trabaja ya que el resto de personajes (desde la humilde opinión del que escribe esto) rozan lo plano o se estampan en ello. Descubrimos que Karen es una mujer de carácter fuerte y decidida a la que no le tiembla el pulso cuando un proxeneta le corta el paso para proponerle un poco de Rock and Roll. Sin miedo alguno se adentra en uno de los barrios más sórdidos de la ciudad para citarse con un misterioso asesino en serie que la ronda. Paralelamente, su canal y la policía la monitorizan con la tecnología disponible a principios de la década de los ochenta, es decir, con un micro. Luego sabremos que la señal se pierde y que desde el puesto de control no tienen ni pajolera idea de lo que ocurre. Menos mal que una pareja de agentes le sigue la pista de cerca.

Karen entra en una cabina telefónica donde el asesino la ha citado. Un tipo hace cola. Ese tipo no es otro que Roger Corman haciendo el cameo antes mencionado. El teléfono suena tras un rato de espera y el asesino, un tipo llamado Eddie que se dedica a filetear mozas, insta a Karen a que vaya a un sex shop de lo más cochambroso. Allí la chica se mete en una de esas cabinas donde antaño, a base de meter monedas, uno podía tocarse viendo peliculillas subidas de todo. Cómo podía vivir la gente sin internet os preguntaréis. Karen le mete pasta a la máquina y una peli con una pseduo-violación snuff aparece en pantalla. Detrás de ella, Eddie hace su aparición. Le habla de su lado salvaje y de lo falso de las imágenes que están viendo. Le dice que él es libre y la obliga a que se gire para que pueda ver como se transforma en algo. La irrupción de la pareja de agentes y el gatillo fácil del más joven de los policías interrumpen al asesino que es dado por muerto. Karen entra en shock y, decidida a olvidar lo que ha presenciado, no recuerda nada de su encuentro con Eddie. Sin embargo, por las noches las pesadillas hacen aparición trastocando su vida cotidiana y la relación con su marido.

Este malestar la lleva a la consultar del Dr. Waggner, personaje ya presentado en los primeros minutos del metraje en una entrevista que le hacen en el canal de Karen con motivo de dar a conocer al público la personalidad de Eddie Quist. Waggner dirige un colonia de reposo que recomienda a Karen visitar y allí conocerá al resto del extravagante elenco de personajes, licántropos todos, a los que el buen doctor trata de humanizar sin éxito. Entre los habitantes de la colonia destaca sobre el resto la figura de Marsha Quist, la seductora (y ninfómana según las malas lenguas) licántropa líder de la facción más salvaje de este peculiar grupo.

Y sin entrar en más detalles pasan más cosas. El marido de Karen, vegetariano y reprimido, caerá en las seductoras garras de Marsha para acabar siendo un hombre-lobo. Paralelamente dos reporteros, amigos de Karen y compañeros del canal, irán descubriendo todo el pastel con fatídico resultado para uno de ellos. En su investigación acudirán al que será un habitual del cine de Joe Dante, el entrañable Dick Miller al que muchos recordarán como el Sr. Futterman, un americano de pro, en Gremlins. Miller regenta una librería de ocultismo y todo ese tipo de rarezas y pone a los reporteros sobre aviso de la criatura con la que están tratando.

04

Otra de las escenas más memorables de la película es la de la transformación completa de humano a lobo de Eddie Quist que presencia Karen en la colonia. Los efectos especiales de Aullidos corrieron a cargo de uno de los grandes nombres del sector, Rick Baker. Sin embargo, Baker se marchó al rodaje de Un hombre-lobo americano en Londres y dejó al cargo a su alumno más aventajado, Rob Bottin. Siguiendo la estela del sueño de su maestro, es decir, poder rodar una transformación completa sin cortes ni stop-motion, Bottin, con sólo 21 añitos y menos recursos que su maestro en Un hombre-lobo americano en Londres, nos presenta una espectacular transformación (de más de dos minutos que hubiera dado tiempo a la prota a huir pero quién no se hubiera quedado a ver un espectáculo como ese) y un buen hacer que explotará después en otro film de culto, La Cosa. Puede que algunos digan que exagero al definirla como espectacular o que considere que los efectos están desfasados, sin embargo, si hay alguien que pueda compararla o mejorarla con cualquier transformación (o la de Baker en el film de Landis) hecha con cgi en películas más modernas, que levante la mano.

Y ya para acabar, encontraremos a secundarios fetiche de las pelis de Dante como Robert Picardo o Dick Miller así como también, a lo largo de la película, aquello que caracterizará su posterior cinematografía, es decir, el humor negro, las referencias y los guiños al espectador de toda película de serie B o Z o de la factoría Corman, de la Hammer o de la Universal (o la que sea) que tenga alguna relación temática con la cinta. Ver una peli de Joe Dante es, de forma más o menos sutil, ver un sinfín de elementos relacionados con otras películas que el director admira. Si en Piraña la prota jugaba a un videojuego de tiburones, aquí los personajes tienen nombre o apellidos de directores o actores de pelis de licántropos. Así como montajes paralelos con dibujos animados donde aparece el lobo feroz o retratos de famosos hombres lobo que pasan desapercibidos en despachos.

En definitiva, Aullidos es un peli totalmente disfrutable treinta años después. Puede pecar de un ritmo lento y de un desarrollo plano de algunos personajes. Un cuento macabro en una película serie B, consciente además de serlo, que si fuera un cómic podríamos encontrar en aquellos Creepy que editaba la Warren hace medio siglo. Si no la habéis visto, dadle una oportunidad.

Especial #weirdsession: Quentin Tarantino, y la sangre brilló más roja que nunca

 

12489260_1743793449174916_4938142003731443324_o

¡Hola Weird@s! el 15 de Enero se estrena una de las películas mas esperadas de este 2016 que comienza, y como no podía ser de otra manera, Weird Sci Fi Show se pone el sombrero, se calza las pistolas y sale a la pradera con una #weirdsession de aúpa, donde como siempre, además de proyectar la película en versión doblada, habrá cowboys para sacarse fotos, premios (como es tradicional en la asociación) y mucho buen rollo para que disfrutar de la película sea mucho mas que eso, sea una verdadera experiencia.
¿Y quien es su director? Pues un hombre adicto y apasionado del cine, que hace sudar a sus obras cinefilia y que es ya parte fundamental de la historia del séptimo arte de los últimos veintipico de años. Vamos a hablar un poco de él, ¿venís?

Una biografía

tumblr_mfe1jwMFlU1r59dcio1_1280Quentin Tarantino nació un 27 de Marzo de 1963 en Knoxville, Texas, de padres excesivamente jóvenes (su padre Tony por entonces tenía 21 años, y su madre Connie, 16) y quizás fruto de ello no tardaron en separarse, por lo que el niño Quentin, de 2 años de edad, se mudó junto a su madre a Los Ángeles, donde ella al poco tiempo contraería matrimonio con otro hombre, ganando el pequeño Quentin un hermanastro de nombre Ron (y como dato curioso, decir que se le puso el nombre de Quentin por el personaje que encarnaba Burt Reynolds en Gunsmoke).
Asistió a la Narbonne High School hasta los 15 años, edad en que abandonó los estudios para matricularse en clases de actuación en el James Best Theater Company en Toluca Lake.
enter-the-dragon-movie-posterDevorador absoluto de todo tipo de contenido audiovisual (tuvo la “suerte” -si puede llamársele así- de haber crecido en un barrio multicultural, donde las influencias mas variopintas eran constantes, y en los cines se podía ver desde cine de kung-fu hasta exploits italianos de todo tipo y cómo no, blaxploitation), a los 22 años entra a trabajar en un videoclub, el Video Archive de Manhattan Beach, mientras se sacaba algún dinero extra foxy-brown-postercomo acomodador en un cine porno. Es allí -en el videoclub- donde conoce a Roger Avary, otro cinéfilo de pro con el que pronto hace muy buenas migas. Juntos empiezan a maquinar la idea de trabajar para el medio cinematográfico, y tienen un primer pequeño golpe de suerte cuando conocen al productor John Langley, quien, asombrado por la erudición cinéfila de ambos, les ofrece un empleo como asistentes de producción en una película de bajo presupuesto diseñada para gloria (!) de Dolph Lundgren, llamada “Maximum Potencial”.
Esto sin duda abrió algunas puertas, y, en una fiesta a la que fueron invitados, los amigos conocieron a otro productor llamado Lawrence Bender, que supondría un giro en sus vidas. Este hombre les animó a escribir un guión y, en un rapto de ambición, los muchachos escribieron (¡y filmaron!) una película con nulo presupuesto y horriblemente realizada llamada  My Best Friend’s Birthday, que resultó prácticamente destruido en un incendio en el laboratorio de revelado y que a día de hoy es imposible de conseguir (y que seguro Tarantino lo agradece).
amor-quemarropaAsí las cosas, el guión de esta primera película evolucionó hacia uno nuevo que con los años terminaría siendo Amor a Quemarropa, dirigida por Tony Scott y que Tarantino logró vender por 50.000 dólares.
Por aquella época el joven Tarantino conocería a un equipo de técnicos en efectos especiales, que, ansiosos de demostrar lo que podían hacer en una película, le encargaron escribir un guión de una película que tuviese muchos monstfrom-dusk-till-dawn-15890ruos, y que acabaría siendo el germen de “Abierto hasta el amanecer”. El guionista se aseguraba además los servicios gratuitos de estos técnicos para cuando él pudiera hacer su primer largo.
Juntando dineros (los reunidos por Amor a quemarropa, por Abierto hasta el Amanacer y por otro guión que habia hecho llamado Asesinos Natos, que da para otro artículo entero) se decidió a rodar por fin su primera película, llamada Reservoir Dogs.

Filmografía

Reservoir Dogs (1992)

Contando con la bendición una vez mas de Lawrence Bender, la ayuda de Danny DeVito que vió el potencial del muchacho, y de Harvey Keitel, actor que gustaba de ayudar en proyectos independientes, Reservoir Dogs empezó a rodarse de una manera muy minimalista, con sólo un plató principal y los actores haciendo avanzar la trama a fuerza de diálogos. La película se estrenó en Sundance y causó un fuerte impacto en Cannes, levantando mas de una ceja acerca de su director, donde ya empezarían a no perderle la pista.

Pulp Fiction (1994)

La película que lo rompió todo, creó escuela e hizo que todo el mundo quisiera ser un gángster. Gracias al éxito de su primera película, esta vez Tarantino tuvo a su disposición fondos mas sustanciosos, la disponibilidad de contar con estrellas de renombre y una libertad creativa envidiable, de la que pocos en Hollywood disponen. Tras un tiempo de “tranquilidad” y alejado de todo en Holanda, el realizador volvió con un guión sobre mafiosos, cocaína y relojes insertados en el ano, todo acompañado de mucha música surf. Una película que arrasó en Cannes y le valió un Oscar a mejor Guión original (que compartió junto a su amigo Roger Avary, quien había aportado ideas a la historia original)

Jackie Brown (1997)

La película mas impersonal de Tarantino. Tras haber creado un antes y un después con Pulp Fiction, (y haber dirigido un fragmento de la película Four Rooms) el realizador se embarcó en un guión que él no había escrito y basado en una novela de Elmore Leonard. A pesar de dotarla de un empaque tarantiniano (como poner a la estrella del Blaxploitation Pam Grier en el rol principal), es cierto que el film dejó un regusto amargo, que a día de hoy genera debates entre quienes la aman y quienes la odian.

Kill Bill Vol. 1 & 2 (2003 y 2004)

Son quizás las películas mas famosas de su director junto a Pulp Fiction. Haciendo un verdadero pastiche de géneros (que a pesar de todo gozan de un muy buen equilibrio) Tarantino se embarca en una historia de venganza repleta de sangre, artes marciales y mil cosas mas, en una duología que no se hace pesada en ningún momento; mas bien todo lo contrario.

Death Proof (2007)

Película considerada menor en la filmografía de Tarantino; es un ejercicio de estilo interesante, pero que pasó con mas pena que gloria por los cines de todo el mundo.

Malditos Bastardos (2009)

Película que se considera el verdadero regreso de su director tras Kill Bill; no deja indiferente a nadie (o la amas o la odias) y cuenta con uno de los repartos mas potentes de toda la filmografía del director.

Django Desencadenado (2012)

El primer homenaje claro que hace Tarantino al género del western; a pesar de ser, en teoría, una historia lineal, se nota la debilidad de su director por llevar la historia adelante, armándola casi como si de una sucesión de episodios se tratase. Aún así, es muy disfrutable, si bien no parece estar a la altura de sus anteriores trabajos.

Los Odiosos Ocho (2015)

Segundo homenaje al western y a su cine propio. Haciendo aquello que tan bien hiciese en Reservoir Dogs (reunir a variopintos personajes en un solo lugar) y con sus actores habituales, Tarantino pretende conquistarnos una vez mas como tan bien lo viene haciendo desde que iniciase su andadura, allá a principios de los noventa. ¿Lo logrará?

Os esperamos el viernes 15 de Enero a las 22 horas (apertura de puertas 21.30) en el Cine Rívoli (  C./ Antonio Marqués, 25), podéis comprar las entradas en las taquillas del cine, en Gotham Comics ( C./ Sant Miquel 75 ), y en https://www.reservaentradas.com/cine/islas-baleares/cinesrivoli/.

¡Disfrutaréis como enanos, lo prometemos! ¡Nos vemos el Viernes!

1

 

 

 

 

 

 

 

 

El cine (weirdo) que nos viene en 2016

trinitylarge0

¡Hola weirdos! 2016 ya está aquí, y como tal, llegan un montón de películas para nuestro disfrute, y muchas de ellas las esperamos como agua de mayo (por no decir que estamos desesperados por verlas). Otro año más priman los superhéroes, así que mucho me temo que será de lo que mas abunde en este artículo. Pero bueno, somos weirdos, ¡y los superhéroes nos pirran!

A continuación enumeraremos qué esperar para el año en curso:

Los odiosos ocho

Fecha de estreno: 15 de Enero

¿Que esperar? Tarantino, suponemos, en estado puro. La sensación desde luego es esa: un montón de maleantes reunidos en un solo lugar (al estilo reservoir dogs) un ambiente western (al estilo Django desencandenado) y Samuel L. Jackson (al estilo del 95 por ciento de sus películas anteriores).

Deadpool

Fecha de estreno: 19 de Febrero

¿Que esperar? Esta no es otra típica película de superhéroes. El antihéroe mas gamberro de Marvel da el salto (¡por fin!) a una película como el se merece. Humor negro, chistes subidos de tono y roturas permanentes de la cuarta pared en una de las películas mas esperadas del año.

Orgullo, prejuicio y zombis

Fecha de estreno: 19 de Febrero

¿Que esperar? El Best-Seller de Seth Grahame-Smith es llevado al cine de una buena vez luego de años de estar en el infierno de la preproducción. Tomando como inspiración el clásico de Jane Austen, nos trasladamos a un apacible pueblo británico donde los zombies comienzan a aparecer… y sólo cuatro chicas entrenadas por su padre les harán frente. No-muertos y ambiente “de época“. Suena bien, ¿no?

El bosque de los suicidios

Fecha de estreno: 18 de Marzo

¿Que esperar? A los pies del Monte Fuji hay un bosque donde desde tiempos inmemoriales las personas perdidas van allí a suicidarse. Esto  le pasará a la hermana gemela de la protagonista, que deberá entrar en ese lugar sobrenatural en su búsqueda. (además está Natalie Dormer, ¡omá!)

Batman v. Superman: El amanecer de la Justicia

Fecha de estreno: 23 de Marzo

¿Que esperar? Pues ni mas ni menos que el enfrentamiento de los dos colosos por excelencia del comic de todos los tiempos. La película promete ser el primer escalón rumbo al Universo Cinematográfico DC. ¿Lo logrará?

El libro de la Selva

Fecha de estreno: 15 de Abril

¿Que esperar? In Jon Favreau we trust. No sé vosotros, pero la sensación que produce este sub-género nuevo made in Disney de Live-actions basadas en sus películas de animación clásicas nos generan cierta pereza. Sin embargo, este tráiler nos ha gustado. Ver a Mowgli rodeado de sus amigos y enemigos de manera realista ha hecho que esperemos esta peli con ganas. ¿Estará a la altura? En unos meses lo sabremos.

Capitán América: Civil War

Fecha de estreno: 29 de Abril

¿Que esperar? Marvel en cuanto a saga cinematográfica hace rato que toma su propio rumbo. Así que poco podemos esperar aquí de su contraparte comiquera: Lo que en Civil War (el comic) era una verdadera batalla entre superhéroes por el Acta de registro que imponía el Gobierno de los Estados Unidos, aquí parece ser como foco la amistad entre Bucky Barnes, el Soldado de Invierno, y Steve Rogers,el Capitán América. Al menos dirigen los hermanos Russo, así que igual no está todo perdido.

X-Men: Apocalipsis

Fecha de estreno: 27 de Mayo

¿Que esperar? Bryan Singer vuelve al universo mutante que tan bien reinició Matthew Vaughn en First Classy que él se ha encargado de continuar. Esta vez el villano no es otro que Apocalipsis, uno de los personajes mas queridos por el fandom marvelita. Curioso que las cuatro veces que aparece Mystique en el trailer, es con su forma humana (o sea, Jennifer Lawrence). Es lo que tiene tener que rentabilizar a una estrella que cada vez sale mas caro.

Warcraft: El origen

Fecha de estreno: 3 de Junio

¿Que esperar? Otra película que estuvo en el tan temido “infierno de la preproducción” durante algún tiempo pero que finalmente verá la luz durante este año. ¿La sensación? Se parece demasiado a las cinemáticas con las que tanto nos hace disfrutar Blizzard en sus juegos. En junio veremos si hay algo mas detrás de ese sobreexceso de CGI.

The conjuring 2: The enfield poltergeist

Fecha de estreno: 17 de Junio

conjuring-2

¿Que esperar? El matrimonio Warren está de vuelta. Esta vez irán a Inglaterra, donde sucesos paranormales se están sucediendo en una casa de familia normal, y todo hace indicar que el origen radica en una de las niñas que allí viven. Si es como la primera, pues estamos ante otra peli de terror de altura.

Independence Day: Contraataque

Fecha de estreno: 1 de Julio

¿Que esperar? Una secuela tardía que, suponemos, nadie pedía. Vuelve el equipo de la original (menos Will Smith) se suman algunos nuevos (como el hermano de Thor), y está lo que se espera en una secuela de aquella película noventera que fue muy famosa en su momento: naves espaciales gigantescas, mucha destrucción y un monólogo recalcándonos cómo el 4 de Julio es ahora una fiesta mundial. ¡Gracias norteamericanos por salvarnos la vida!

Star Trek: Más allá

Fecha de estreno: 5 de Agosto

¿Que esperar? El director de las entregas mas pirotécnicas de Fast & Furious toma el relevo de la saga a la que le resucitara J.J. Abrams. A tenor de lo visto en el trailer, adopta la misma política aquí, alejándola (aún mas) del concepto original. En verano veremos el resultado.

Cazafantasmas

Fecha de estreno: 12 de Agosto

ghostbusterslarge_wsah

¿Que esperar? La quizás película mas controvertida del 2016. Con un reparto femenino (y emulando a los originales) suponemos que habrá humor, fantasmas, alguna trama interesante que resolver y el carisma de sus protagonistas. Ni odiarla ni defenderla: solo esperar a verla para opinar.

Escuadrón suicida

Fecha de estreno: 19 de Agosto

¿Que esperar? Personalmente, la película que mas espero de este año. Un escuadrón de malos realizando misiones ya dentro del Universo cinematográfico DC (como lo atestiguan las referencias y apariciones de Superman y Batman), un Joker que promete dará que hablar y Margot Robbie. Cóctel explosivo, hoyga.

Doctor Extraño

Fecha de estreno: 28 de Octubre

maxresdefault

¿Que esperar? El lado más místico de Marvel desembarca en su Universo Cinematográfico, haciéndolo mas amplio y no tan supeditado a la tecnología tipo Iron Man o a los poderes divinos tipo Thor. Además lo encarna Benedict Cumberbatch, actorazo donde los haya. ¿Aire fresco para una seguidilla de películas algo quemadas ya? Esperemos.

Animales fantásticos y dónde encontrarlos

Fecha de estreno: 18 de Noviembre

¿Que esperar? Eddie Redmayne toma el relevo de Daniel Radcliffe en el universo de Harry Potter en esta precuela guionizada por la mismísima J. K. Rowling. Aspira a ser al menos tan popular como las primeras ( y recaudar ingentes cantidades de dinero…como las primeras).

Rogue One: A Star Wars Story

Fecha de estreno: 16 de Diciembre

Rogue_One_A_Star_Wars_Story-311735553-large

¿Que esperar? Bien es sabido que Disney tiene planeado (de momento) dos líneas de tratamiento para Star Wars: la principal, que llevará los correspondientes nombres de Episodio… (inserte el número romano que corresponda aquí), y contará la historia de la familia Skywalker, y la Anthology, que serán una suerte de spin-offs que buscarán explorar otras situaciones de la galaxia muy lejana. Rogue One es el pistoletazo de salida de esta segunda línea, y sin duda son lo mas curioso de todo el proyecto. Le seguirán otra de un joven Han Solo, y (según rumorología) Bobba Fett, Yoda, etc. intercaladas entre las principales, así tenemos una de Star Wars por año. ¿Nos terminaremos quemando? Solo el tiempo lo dirá.

Assassin’s Creed

Fecha de estreno: 23 de Diciembre

assassin-creed

¿Que esperar? La adaptación del popular videojuego de Ubisoft invita a la esperanza. Al menos en sus primeras imágenes oficiales se ve un cierto amor por el producto, aunque aún es muy temprano para decirlo. ¿Será esta la que rompa con el dicho que dice que “las películas-adaptación de un videojuego son caca de la vaca? Ojalá. Al menos tenemos ganas de ello.

 

Nos hemos dejado algunas fuera, lo sabemos. Pero sin duda están las mas importantes aquí, y las que mas ruido harán durante 2016. ¿Cuales nos sorprenderán y cuales nos decepcionarán? Quien lo sabe. Quizás no las que esperamos. ¡Hasta la próxima weird@s!

Will Smith, Margot Robbie, Jay Hernandez, Adam Beach, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Jai Courtney and Karen Fukuhara in full costume filming for their movie 'Suicide Squad' in Toronto