Ayúdanos a proyectar “Donde viven los Monstruos”


“Donde viven los Monstruos” es el lugar donde también viven los sueños.

Queremos recuperar esta película tan bonita que Spike Jonz dirigió en 2009 en nuestro ciclo de Weird Sessions y para ello necesitamos de vuestra ayuda. Nos hemos aliado con CineCiutat y con Youfeelm para sacar adelante una campaña con la que poder hacer realidad la proyección del film. ¿Y qué tengo que hacer?, te preguntarás. Muy fácil, sólo tienes que ayudarnos a llegar al aforo mínimo exigido por la distribuidora para que se pueda confirmar el evento. En este caso, necesitamos 65 reservas para ello. Puedes reservar tu entrada en la web de Youfeelm, es decir, aquí.
No dejes escapar la oportunidad de disfrutar en la gran pantalla de esta magnífica pieza del séptimo arte.. ¡Así que hazte ya con tu entrada!


 

Anuncios

La invasión de los Ultra cuerpos (Invasion of the Body Snatchers, Philip Kaufman, 1978)


Muchos son los que se quedan con el film original de Don Siegel “La invasión de los ladrones de cuerpos” de 1956. Personalmente, siempre he preferido el respetuoso remake de Philip Kaufman “La invasión de los Ultra cuerpos”. Mi preferencia tendrá seguramente mucho que ver con la nostalgia y con lo marcado que me dejó esta película la primera vez que la ví a tierna edad (seguramente en un “sábado cine” de la televisión española de Pilar Miró). Kaufman no sólo es respetuoso con el material original sino que además logra que su versión tenga una entidad propia. La sensación de angustia, de desasosiego, de paranoia es total. Y su desenlace es mítico. Muchos de los directores de ahora, de la era de los remakes y los reboots, tendrían que aprender de esta peli. Para mí, sin duda, su película más redonda. Su reparto tampoco se queda atrás. En su metraje encontramos a actores de la talla de Leonard Nimoy, un jovenzuelo Jeff Goldblum, Veronica Cartwright (Lambert en Alien), Brooke Adams y a un Donald Sutherland inmenso. Sin duda todo un referente para el género y para el cine scifi y terror que llegó después.


 

Xanadu (íd, Robert Greenwald, 1980)


Por un lado teníamos a una futurible promesa en ciernes que venía de protagonizar “The Warriors” (Michael Beck), a Gene Kelly haciendo de señor mayor que pasaba por allí y una increíblemente atractiva Olivia Newton-John en el punto más álgido de su carrera gracias al éxito de “Grease”. No sólo eso, sino que la Electric Light Orquestra firmaba un soundtrack a rebosar de hits. Qué podía fallar? A priori nada, pensaron sus responsables. “Xanadu” es cursi, es hortera y tiene una estética que hará que le lloren los ojos a quien se atreva mirarla. Sin embargo, es un placer culpable. Es una jodida joya irrepetible. Una de esas pelis que sueles tener al fondo para que no se vean, pero que te encantan. Y lo sabes.


 

Donde viven los Monstruos (Where the wild things are, Spike Jonz, 2009)

 

“Where the wild things are” de Maurice Sendak es quizá uno de los más populares e importantes cuentos procedentes de los EEUU. En 2009 Spike Jonz lo adaptó a la pantalla grande en una de, para mí, sus películas más bonitas. Ese paso de la niñez a la adolescencia, tanto con su cara más amable como con su lado más oscuro, por el que hemos pasado todos (y más de uno sufrido una regresión) perfectamente mostrado en pantalla. Una fábula tan real como la vida misma. Tierna, emotiva, inteligente, sincera,… Definitivamente humana. Una puesta en escena espectacular con un diseño de las criaturas que pueblan el imaginario mundo del pequeño Max a cargo del Jim Henson’s Creature Shop magnífico. Su banda sonora a cargo de Karen O (la vocalista de Yeah Yeah Yeahs) está en consonancia con la calidad de la peli. Sin duda, una de las mejores películas de su año. Sin embargo, pese a las buenas críticas, no obtuvo respaldo en taquilla recaudando poco más de lo que costó. Algo incomprensible para mí, aunque hay que tener en cuenta factores varios como lo mal que se vendió al intentar colarla como un producto infantil (cuando está muy lejos de serlo) y que ese año fue el del esteno de la infantiloide Avatar. Otra de esas pelis injustamente denostadas por el público de masas que, quien sabe, tal vez podamos recuperar en nuestro ciclo de WeirdSessions.

Calles de Fuego (Streets of Fire, Walter Hill, 1984)

 

Mira que Walter Hill tiene grandes pelis en su filmografía, pero Calles de Fuego siempre la he tenido entre mis favoritas. Mezcla de géneros entre el western crepuscular, el thriller y la fábula musical, Hill nos sumerge en una imaginaria ciudad de cierto aspecto retro futurista donde el rock and roll y las bandas de moteros campan a sus anchas. Bien rodada y bien narrada, destaca el look de videoclip de la época de la cinta. Dentro del cine de Hill la música siempre es uno de los factores más importantes y aquí no es una excepción con un soundtrack espectacular. Como anécdota decir que el título de la peli se tomó prestado del tema homónimo de Bruce Springteen de su disco Darkness on the edge of town. El artista iba incluso a realizar la banda sonora, a lo que después se negó al enterarse de que otros serían los que interpretaran sus canciones. Curiosidad es también que el papel del cantante secuestrado en la peli se le ofreció a Paul McCartney, que lo declinó. Finalmente este rol fue a parar a Diane Lane. Como protagonista tenemos a Michael Paré, quizá en uno de sus mejores papeles, haciendo de cowboy solitario de turbio pasado. Como villano de la función, un sensacional Willen Dafoe poniendo su peculiar físico al servicio del mal. Un fracaso en taquilla en su momento que truncó los planes de trilogía centrada en las aventuras de su protagonista. Menos mal que el tiempo la ha puesto en su lugar. Una auténtica obra de culto, una rara avis para su época, disfrutable al 100%.