Nueva #WeirdSession: Pesadilla en Elm Street

pesadillaHoy día es difícil hacerse a la idea de que nadie le viera potencial a uno de los iconos más famosos del terror en su momento. Algo parecido debía pensar su creador, allá por la primera mitad de la década de los ochenta, cuando todos los estudios (incluida la Disney) rechazaban su guión. Y es que tanto Wes Craven como su creación, Freddy Krueger, tuvieron que encajar muchas negativas hasta que Robert Shaye, gerifalte de la New Line Cinema, apareciera en sus vidas.

El resto ya forma parte de la historia (de la historia del cine, me refiero). Shaye y Craven se empeñaron hasta las cejas para poder llevar a cabo un proyecto llamado Pesadilla en Elm Street, una película de terror de bajo presupuesto (pero que aún siendo bajo costó sudor, dolor y lágrimas reunirlo) que no sólo acabaría convirtiéndose en un fenómeno sino que también renovaría un (sub)género slasher que ya notaba síntomas de desfallecimiento, víctima de su propio esquema que se repetía, se copiaba, se clonaba y se fusilaba sin parar.

nightmare-on-elm

La fórmula del slasher y su “Hombre del saco” con sus encarnaciones más famosas Michael Myers y Jason Voorhees convirtiéndose en franquicias se estaba agotando y había perdido ya toda su frescura. Las bases del género que sentó John Carpenter con La Noche de Halloween y complementó Sean Cunningham (buen amigo de Wes Craven) con su Viernes 13 habían dejado atrás su novedad después de tanto abusar de ellas. Y es justo ahí donde Craven dio en la diana y regeneró (alargando su vida unos añitos más) ese tipo de películas donde un grupo de adolescentes es perseguido, asesinado y loncheado por un maníaco cuyas ansias homicidas no conocen límites.

2658_5Craven introdujo en ese momento al “Hombre del saco” definitivo. Un boogieman sobrenatural, consciente de ello y de su imposibilidad de ser detenido otorgándole un cinismo y un uso del humor negro inédito hasta el momento que lo diferenciaba de sus homólogos Myers, Voorhees y compañía. De acuerdo con su educación bíblica (el bueno de Wes creció y educó bajo los preceptos de una iglesia baptista), los pecados de los padres los pagan los hijos. Y es así como el bueno de Fred Krueger vuelve en los sueños de los chavales con la intención de hacerles picadillo para vengarse de aquellos progenitores que le persiguieron, encerraron y quemaron vivo.

NEPE7N7MLrB4TP_1_4

Otro elemento a renovar fue el de la Chica Final, la Final Girl de toda la vida. La mojigata Laurie Strode (interpretada por la grande entre las grandes Jamie Lee Curtis) de La Noche de Halloween era una chica lista y aplicada que sacaba buenas notas. Mientras hacía los deberes o se sacaba unas pelas haciendo de canguro sus amigas se dedicaban a beber alcohol y fornicar con sus parejas.  La prota de Pesadilla, Nancy Thompson (Heather Langenkamp), responde al mismo perfil que Laurie. A diferencia de la hermanita de Michael Myers, ésta sí que tiene novio. Sin embargo, lo tiene a dos velas. Un jovencísimo Johnny Deep al que vemos más salido que el pico de una mesa porque Nancy es la Final Girl Súper Casta (pura y presumiblemente virgen). Además es súper inteligente y con iniciativa. No sólo descubre cómo acabar con el malo sino que siembra su casa de booby traps (las “truampas” de las que el amigo Data de los Goonies hará uso pero con menos mala óstia) e invierte los papeles con su madre convirtiéndose en la única persona madura y responsable del 1428 de la calle Elm. En definitiva, la única persona que merece el honor de enfrentarse cara a cara al malo de la función, Freddy Krueger. Interpretado por un magistral Robert Englund que a día de hoy no ha conseguido despegarse de su alter ego de la cara quemada y el guante de cuchillas afiladas. Un Englund que es indisoluble a la figura de Krueger y que representó a la perfección nuestros miedos más profundos.

02

Por esta razón y por muchas más es un honor y una satisfacción proyectar esta película en el cine con más historia de nuestra ciudad, Palma de Mallorca. El próximo viernes 11 de diciembre es especial por varios motivos. El primero y más evidente es que tendrá lugar nuestra #WeirdSession de Pesadilla en Elm Street (vose) en el Cine Rívoli a las 21:30. Como es habitual en todas nuestras sesiones, además de la peli habrá sorteos de premios previos a la proyección. Sólo por 5 euros podréis volver a revivir la pesadilla en pantalla grande.

La otra razón que hace especial esta #WeirdSession es el segundo aniversario de Weird Sci-Fi Show. Este mes de diciembre cumpliremos dos añitos haciendo el weirdo. Si el año pasado pudimos celebrarlo con la proyección de La Cosa de John Carpenter, este año lo hacemos con la Obra Maestra de Wes Craven. Todo un lujo, vamos.

Las entradas se pueden adquirir en la taquilla del Rívoli pero también hay otros dos puntos de venta:

gothamGotham Còmics (c\ Sant Miquel, 75): la tienda especializada en cómic y juegos de referencia de Palma de Mallorca es habitual colaboradora desde tiempos primigenios.

kaitoEl Mòn d’en Kaito Videojocs (c\ Pere Alcàntara Penya,10): tienda de videojuegos y merchandising recientemente inaugurada y que no deberíais dejar de visitar.

Os esperamos!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s